Blog

poetas

Dolly Mejía, poesía con espíritu femenino

  |   El infinito   |   No comment

Dolly Mejía es una poeta jericoana reconocida por su literatura y trabajo periodístico. Nació el 6 de agosto de 1920 y empezó su formación académica en la Escuela de Niñas de Jericó hasta los nueve años. Luego continuó su educación en Medellín y más tarde vivió en Bogotá y Europa, donde realizó estudios de periodismo, arte y museología.

 

Perteneció a la Asociación de Escritores y Artistas de Colombia. Fue redactora del periódico El Tiempo, directora del suplemento literario del diario La Republica y colaboró para varios medios nacionales como la revista Cromos y El Colombiano.

 

De su obra literaria se destacan Las horas doradas (1945); Alborada en la sangre (1946); El pastor y sus estrellas (1949); Manos atadas: poema dramático en tres actos (1951) y, Antología poética (1956).

 

 

24_eivdld

 

La voz propia y el estilo directo son lo más llamativo de su poesía, a diferencia del de otras mujeres de su época que recurrían constantemente a la metáfora por el miedo a ser juzgadas. Dolly Mejía falleció en Bogotá el 26 de octubre de 1975.

 

Quién mejor que ella, la poeta a la que se le atribuye una voz original con actitud femenina, para inspirar Jericó: El Infinito vuelo de los días. Sus poemas son una fiel descripción del espítiru femenino antioqueño y por eso hoy queremos compartir unos de sus versos.

 

“Ternura que entre mis manos

se ha tornado brisa y canto;

tenue vibrar en mis venas,

música azul en mi llanto.

 

Esta ternura me ciñe

toda el alma y todo el cuerpo

y pone frutas maduras

en el umbral del recuerdo

 

Esta ternura me ha puesto

el corazón como un niño

y estoy tan pura y tan blanca

como besada de lirios.

 

Hoy mi alma es un estanque

de agua sonriente y tranquila;

canarios de flautas mágicas

por entre mi voz caminan.

 

Y hasta las penas ha vuelto

mas sutiles y mas mías

y soy toda una caricia…

y soy toda poesía…”

 

Dolly Mejía

No hay comentarios

Publíca un comentario